¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE DENUNCIA Y DEMANDA?

Una de las dudas más comunes en el ámbito legal es diferencia entre denuncia y demanda. Es importante conocer la diferencia porque a menudo se emplean expresiones como <>, sin que esto sea correcto. A continuación aclaramos estos términos.

Una denuncia es un procedimiento Penal. Normalmente se inicia cuando persona da constancia ante la Autoridad -policía- de un hecho criminal que ha vivido o del que tiene constancia. Para ello se realiza una exposición de los hechos ocurridos, indicando las circunstancias más importantes: dónde y cuándo ha ocurrido, de qué manera se han producido los hechos, etc.
Las denuncias no necesitan Abogado ni Procurador, porque la persona no adquiere la condición de parte en un juicio. En otras palabras, puede comparecer como testigo ante el Juez pero no será el actor principal del proceso.
En ocasiones se suele interponer denuncia cuando no conocemos al autor exacto del delito, por ejemplo, si nos han robado y no sabemos quién ha sido. Por el contrario, cuando conocemos exactamente la persona contra la que vamos a dirigirnos hablamos de querella. En este caso sí adquiriremos la condición de parte en el juicio, lo cual significa entre otras cosas que tendremos derecho a conocer el resultado del proceso.

En cuanto a las demandas, la principal diferencia con los conceptos anteriores es que se trata de un procedimiento Civil, como ocurre por ejemplo en una demanda de divorcio.
En este caso necesitamos conocer el nombre de la persona a la que estamos demandando. Puede ser una persona física o una jurídica -por ejemplo, una empresa u organización a la que reclamamos responsabilidad civil-.
En los juicios civiles, a diferencia de los penales, no existen vencedores y vencidos. No se trata de condenar a una persona por un delito, ya que los delitos como tal no se recogen en el Código Civil sino en el Penal.
En las demandas suele ser necesario, por regla general, que aparezcan firmadas por Abogado y Procurador.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE